Review del concierto de Tarja en Santiago de Compostela (laganzua.net)

Aquí os dejamos este bello review del concierto que Tarja ofreció el pasado 16 de febrero en Santiago de Compostela, España 🙂 . La crónica es de la web Laganzua.net , aquí os dejamos la FUENTE .

Tarja Turunen, el concierto del año y el batería del Circo del Sol


» Texto: M.B. Foto: La Ganzúa / Santiago, A Coruña

Tarja Turunen

Foto: Tarja Turunen en su concierto de Santiago… show épico y simplemente perfecto.

Tarja Turunen

16 de Febrero de 2012 en sala Capitol [Santiago de Compostela, A Coruña]

  • · Grupos: Tarja Turunen.
  • · Público: 400 personas [medio aforo]
  • · Precio: 28 euros en venta anticipada, 32 taquilla.
  • · Promotora: All Night Long Agency.

Tarja Turunen no es solo parte del clan de divas del power metal sinfónico, es mucho más. A diferencia de Amy Lee, vocalista de Evanescence o de Sharon den Adel, deWithin Temptation, más que interpretar una letra, Tarja la transforma. Mezcla cercanía con encanto, épica angelical con llamas, energía, y canta sin divismo, dejando margen para una banda de tal talento que nadie, NADIE, se acuerda ya de que cantaba en Nightwish.

Ver y escuchar a Tarja Turunen en una sala es algo casi sorprendente si consideramos su pasado en Nighwish cuando aun se vendían discos por millones, su creciente fama actual, su reciente colaboración con Scorpions y el talento de su banda. Ella y ellos saben adaptarse a una sala de aforo medio-grande igual que lo harían en un pabellón con un nivel de profesionalidad y un nivel escénico y musical que te invita a pensar que buena parte de los conciertos que ves durante un año están a años luz del impresionante resultado que logran ellos.

Entre los cortes de la primera parte, destacó “I Walk Alone”, con la vovalista nórdica contagiando a todo el mundo la complicidad de su crescendo épico, en una sala ya rendida ante una mujer que apareció luciendo largo vestido negro de corte gótico, con mangas de vuelo hasta el antebrazo sonriendo y agradeciendo con la cabeza la sintonía de cientos de palmas al suave compás de la base rítmica, con el bajista a los coros, como hizo en “Dark Star”, corte donde la banda se soltó hasta ir a sonidos más duros, con Tarja apretando los puños y moviéndose brava, retando al guitarrista entre palmas con el bajo bien marcado y unos teclados de melena desatada en plan sinfónico…

A los veinte minutos llegó una de las sorpresas de la noche. Colocar desde el inicio al batería a la derecha del escenario, cerca de las primeras filas, bajo una estructura de platos, bombos y platillos tipo skyline puede hacerse para impresionar o porque toca un talento sobrenatural. Esa segunda opción corresponde a Mike Terrana, batería en su día de Rage, que aparte de impresionar por su cresta punky, logró un solo de batería aplaudido y jaleado como si la sala fuera un campo de fútbol británico.
Más que combinar ritmos, Terrana los reinventa, pasa de lo tribal a la rítmica metal más cruda y luego dibuja la ligereza máxima. y lo hace entre malabarismos con las baquetas, animando al público, bromeando… su show parece sacado del Circo del Sol. Y cuando parecía que acababa entró una base pregrabada con fragmentos de la ópera de Rossini El Barbero de Sevilla, que él se puso a acompañar marcando un galope frenético acompañado por un público volcado, tanto que hay que tener mucha clase y seguridad como para salir luego a cantar como si no hubiera pasado nada, tal y como hizo Tarja que presentó a Mike como… “Un hombre de look afilado pero de un gran corazón”.
Y por seguir con los secundarios, el gigantón Max Lilja, al chello, en su día parte deApocalyptica, le sacó aristas increibles a sus cuerdas, tanto en los momentos más rock como en pasajes con cristalina delicadeza.

Tarja es protagonista pero no absoluta, y en ese equilibrio se mueve como nadie. A su derecha, un chello y una guitarra, a su izquierda, el bajista y el batera punk y detrás un polivalente teclista, todos bajo una lona gigante con un primer plano de los ojos de Tarja con una sombra al medio para añadir dramatismo, otro de los rasgos de su estilo. Y aunque su voz lo puede todo no olvida su papel de show woman, y en la Capitol hasta llegó a provocar al público diciendo con las manos… “¡Vamos, venid, vamos… fuerza, energía, comunión!”

En “River Of Lust”, otro de los temas de su nuevo álbum, se marcó un break.
Se fue y regresó, cambiando su vestuario para transformar el escenario a nivel fisico y sonoro. Se unió a sus músicos y sentados en medio del escenario, con piano, guitarra y bajo en plan acústico más dos bongos y una pandereta, como si de un unplugged de la MTV se tratara, logrando que la serenidad se posara en la sala dando alas a la Tarja más evanescente. Tras la ovación, se escoró suavemente con su vaporoso traje negro de escote palabra de honor, y sentada al piano, empezó a tocar las notas de “I Feel Immortal”, también de What Lies Beneath, su último disco editado.

Tarja públicoEn “Until My Last Breath” probaron el talento de este tipo de bandas para mezclar pasajes vocales a la altura de una soprano como ella con tramos melódicos de estribillo fácil. Todo interpretado con detalles y dibujos que subrayan la riqueza de un power metal que suena siempre dejando aire, sin llegar a saturar. Pegadizo corte con toques pop, fue cantado con ella ya de blanco [como en el videoclip], temazo que se elevó por encima del techo en una pausa que llevó lo instrumental casi a silencio… para desatar luego tralla desde una marcada base rítmica hasta un solo de guitarra final
Y ahí ella se mostró tan a gusto que acabó por cantar la parte final agachada al borde del escenario, plano teatral para casi cantarles al oido a sus seguidores más entregados. Entre ellos… Alba Suárez, que vino desde Marín [cerca de Ferrol] y se hizo con una de las baquetas que al acabar la actuación tiró Terrana. Aparece en la foto junto a otros fans de primera línea. “No me creo lo de este concierto, descubrí a los Nightwish cuando tenía 7 años y mi sueño siempre ha sido viajar a Estados Unidos para verles y al final me encuentro con Tarjatocando aquí”.

El bis, iniciado tras una hora de concierto y casi aullidos para que volvieran, recordaron la etapa de la diva en Nightwish. Así, marcando el ritmo del folk festivo de “Over The Hills And Far Away and Die Alive”, cantando con su tercer traje de la noche, de blanco inmaculado [igual que el micro inalámbrico que usó toda la noche], hizo que empezásemos a bailar en toda la sala con el teclista haciendo perfectamente las veces de flautista para llevarnos a algun paraíso sin miedo a lo desconocido, llevando la segunda parte del bis a tierras más inquietantes porque todos sabemos que la noche nunca desaparece.

Hablando en castellano varias veces a lo largo del concierto [su compañero es argentino] la diosa finesa se marchó tan feliz como todos y cada uno de los allí reunidos. Y al salir, en la cola del ropero, la chica nos dijo “Impresionamte, todo el mundo lo dice, ¿verdad?”
Y tanto, verdad a defender hasta el más allá.


· www.tarjaturunen.com

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s